GRAMONES + PORCO BRAVO

 GRAMONES + PORCO BRAVO

05 – 01 – 10

Bilbao (Kafe Antzokia)

GRAMONES

Bendita locura la de estos chicos amantes del rock and roll en el sentido más provocativo del término. Desde estas líneas quiero gritar al mundo entero que en Bizkaia tenemos una banda capaz de ofrecer un espectáculo en vivo que no puede dejar indiferente a nadie. Y además de eso, Porco Bravo se están convirtiendo cada vez más en una formación de sucio rock & roll a tener muy en cuenta. Hay que verles con una formación remodelada cómo suenan y cómo ejecutan cada uno de sus temas, entre los cuales cada vez se va sumando alguno más con la reciente edición de su último trabajo “Show!!”. Siguen sumando en estudio y siguen sumando en vivo, porque si este es el punto culminante de toda banda, en el caso de Porco Bravo se convierte en su punto de expansión. Ahí es donde estos salvajes cobran total libertad para campar a sus anchas sin amenazas de ningún tipo. En la selva de un garito ellos son los reyes.

PORCO BRAVO
PORCO BRAVO

La anarkía asalta las tablas cuando este quinteto las pisa tras la intro con la música de “El Hombre Y La Tierra”. Comenzaron con “Porco Show” avisando de lo que nos íbamos a encontrar. Si además de prepararnos para el show la banda se muestra como una formación compacta capaz de sonar con esta potencia, esto comenzaba muy bien encaminado. Aunque a punto estuvimos de salir por patas cuando la pirotecnia pareció incendiar las cortinas del Kafe Antzokia. Un efecto muy logrado que alguno se tragó… ¿o era verdad que ardieron? Por lo menos el escenario empezaba a calentarse extendiéndose poco a poco entre la concurrencia que iba subiendo grados de temperatura.

PORCO BRAVO

Si os gusta el peligro no os perdáis un concierto de Porco Bravo, porque ya os digo yo que hay momentos donde os va a subir la adrenalina si no caéis desmayados. Pero que Porco Bravo es un grupo que va más allá de su espectáculo lo demuestra que yo esta noche me quedo como el tema en el que mejor vi a la banda con “Quiero Verte”, donde encontraron su mejor sonido para dar paso a temas de su anterior trabajo muy celebrados por unos incondicionales que no se pierden uno de sus directos (y no me extraña). Manu tuvo el descaro de decir en Bilbao delante de una sala llena buenas noches Barakaldo, lugar de origen del grupo y de donde cuentan con buen número de seguidores.

PORCO BRAVO

Cayeron temas como “La Piara” y esto empieza a arder, pero no te escapes porque “Si Te Vas” te perseguiré, donde estés te encontraré. Pero quién coño se iba a querer pirar de allí con el frío que hacía fuera y cuando en “Se Acaba” llegaba uno de los números más conocidos del grupo en el que Manu se grapa el set list en su pecho y le prende fuego. Y eso que no tiene el pecho depilado, con el riesgo añadido que eso conlleva. Lástima que esta vez no ardió como es debido. Deberían de pensar en llevar algo de gasolina o alcohol…. bueno, mejor no doy ideas.

PORCO BRAVO

Que esta vez la cosa no saliera como es debido espoleó a la banda que nos descargó con toda la garra su tema más rápido. En “Bicho Raro” Manu se bajó con el micro en la mano del escenario y emprendió un pogo que movió a toda la poblada sala. Desde este momento el concierto emprendió un tramo en el que ya no se podía garantizar nuestra seguridad ni la de los músicos. La cabeza de jabalí habitual de sus directos volaba del público al escenario y viceversa mientras que Manu se colocaba en el pivote de las escaleras mientras interpretaba su banda el tema “No Hay Nada” que pueda salvarme, aunque viendo que cumpliría su amenaza de lanzarse en caída libre la gente reaccionó para cogerle y llevarle en volandas por toda la sala como una auténtica estrella de rock. Eso es lo que son estos chicos que nos dejaron claros sus preferencias por esta música en “Inferno” y en la versión de Rose Tatoo de “Nice Boys Don´t Play Rock & Roll” con la letra cambiada a “Los Porco Tocan Rock & Roll”, para ponernos a todos a cantarlo junto a ellos. Después de tanto preguntarnos si estábamos cachondos, parece ser que quien más quien menos tuvo que admitir que lo estaba.

GRAMONES
GRAMONES

“Sin Ti” sería el último tema de la noche y en el que terminarían de montarla como ellos solo saben. Habíamos visto a El Pulpo subido a hombros de Manu pasearse por la sala, la banda se marcha en medio del tema, Asier regresa solo al escenario tocando unos acordes muy blues y regresa toda la banda con El Pulpo en calzoncillos. Manu nos mostró un albornoz con la inscripción Pulpo Soy el Rock. Es entonces cuando Manu coge la bengala y le prende fuego para metérsela en el culo y a la vez de la guitarra del semidesnudo guitarrista comienzan a salir chispas. Este se sube a la parte superior de la sala cual Angus Young y se da una vuelta entre el público. Cuando la bengala se apaga Manu la lanza al respetable y El Pulpo aparece completamente desnudo sobre las tablas para terminar así la actuación con un público que se dividía entre los que habían disfrutado (los que les conocían) y que habían alucinado y probablemente esa noche no podrían conciliar el sueño para desgracia de los reyes magos que serían descubiertos (los que les conocieron esta noche).

GRAMONES

Después de esto… ¿que podemos decir de la actuación de Gramones? Pues que son una fiel banda de tributo a Ramones capaces de plasmar muy bien lo que estos hacían. Con unos movimientos muy calcados, sobre todo por parte del vocalista, que con un físico muy similar solo necesitaba la peluca para rematar. Y la gente lo disfrutó y no pudo parar de moverse al ritmo de clásicos como “Rockaway Beach”, “I Wanna Be Well” o “I Don´t Care” y así uno tras otro al grito de one, two three, four hasta llegar a los en torno a 40 temas de Ramones que, si no me equivoco, llegamos a vivir esa noche. Lo mejor llegó en los bises con un vocalista que adquirió una imagen distinta colocándose una peluca más larga y cambiando baqueros tradicionales por negros y playeras por botas. Entre estos estuvo el que para mí fue el mejor de la noche y de los más respondidos por la concurrencia. Fue “Pet Sematary”. Sorprendió que entre toda esta retahíla no se encontrara “Rock & Roll Radio”. En cualquier caso y aunque uno no comulgue excesivamente con la invasión de bandas tributo de estos tiempos, hay que decir que si quieres vivir un rato Ramoniano a tope, con un sonido y una pose muy estudiada por parte de la banda, con Gramones tienes una buena opción manteniendo vivos a unos de los que no volverán.

Texto y fotos:

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

MARI JOSE MARTIN (mari@lamiradanegra.es)